Search

#2 El contraste entre hecho y deshecho.

Updated: Apr 29

¿Cuántas veces terminan un dibujo y piensan..."Creo que me gustaba más al principio"?


Muchas veces lo imperfecto, el error humano, o mejor dicho la huella humana, nos atrae y seduce. Al pasar demasiado tiempo limando asperezas en una obra podemos estar borrando estas marcas llegando a un resultado maquillado de lo que fue el primer planteo y eso no siempre es bueno.


Por algo la frase es "menos es más" y nunca escuche alguien que diga "más es más" ja, ja.


Lo mismo pasa cuando hacemos un dibujo por segunda vez. La primera muchas veces nos gustaba más y esto tiene que ver con que no teníamos tan resuelta la forma en la cabeza, por ende probamos, nos equivocamos, ajustamos y demás. Mientras que en el segundo intento vamos más al grano perdiendo ese espíritu lúdico necesario a la hora de crear.


Intento pintar con una idea en la cabeza aunque la realidad es que nunca logro concretarla. De hecho, hay veces (esta es una de ellas) en la que en mitad del proceso decido que la obra está terminada. Me dio lo que me tenía que dar y yo no le puedo dar nada más a ella.


"Intento pintar con una idea en la cabeza aunque la realidad es que nunca logro concretarla."

Es importante poder detectar estos momentos y eso se logra con práctica y siendo permeable a lo que nos devuelve el papel, permitiéndonos cambiar de opinión o de plan de acción en medio del proceso.


Hay momentos en los que hay que poner un punto final de forma temprana para conservar la frescura inicial.


Fue Leonardo Da Vinci quien alguna vez dijo: “Una obra de arte nunca se termina, solo se abandona.” - Frase que usamos todos los que nos dedicamos al campo creativo, arquitectos, diseñadores, artistas, entre tantos otros.


Recuerden que el verdadero disfrute y objetivo está en el momento, en la experiencia y no en el resultado!





Recent Posts

See All